PESO SALUDABLE Y ACTIVIDAD FÍSICA

 

La actividad física debería ser parte de la rutina diaria de todas las personas, hoy en día podemos decir que cada vez es más importante.

Las personas que hacen ejercicio en forma regular no sólo mantienen un peso saludable, sino que también presentan un menos riesgo de padecer enfermedades crónicas como ciertos tipos de cánceres, diabetes y enfermedades cardíacas, además de tener huesos y articulaciones mas sanas.

¿A qué llamamos peso saludable?

Al peso corporal, según el Índice de Masa Corporal (IMC), lo podemos clasificar en desnutrición, normopeso, sobrepeso y obesidad. Se calcula dividiendo el peso corporal en kg por el cuadrado de la talla (m2). Por ejemplo, una persona que mide 1.52m y pesa 44 kg tiene un IMC de 44/(1.52)2=19.04 kg/m2. Con este resultado podemos clasificar el peso de la persona.

IMC Clasificación (OMS)

Es importante destacar que el IMC no tiene en cuenta la masa magra ni la masa grasa de la persona. Una persona que tenga un muy buen desarrollo de masa magra puede clasificarse como obesa debido a la cantidad de músculo.

Los investigadores están de acuerdo en que la grasa corporal es un mejor indicador del estado de salud y el riesgo de padecer enfermedades que el peso corporal total, por lo tanto el IMC se debe complementar con la medición del contorno de cintura que indica la grasa abdominal, la cual esta muy relacionada con varias enfermedades. A mayor grasa abdominal, mayor riesgo de padecer diabetes tipo II, hipertensión y enfermedades coronarias.

Tejido adiposo y actividad física:

El tejido adiposo es el tejido formado por células grasas. Debido a influencias hormonales, los hombres tienen más tendencia a acumular el exceso de grasa alrededor de la cintura, mientras que las mujeres tienden a almacenarlo en una capa fina bajo la piel y en la zona de las caderas y muslos. Cuanto mayor es el exceso de grasa acumulado, especialmente alrededor de la cintura, mayor es el riesgo de desarrollar problemas de salud.

En conclusión:

Para reducir los niveles de grasa corporal y obtener los beneficios que se observan en las personas que hacen ejercicio regularmente, intente conseguir que la actividad física forme parte de su vida diaria. La OMS recomienda practicar una actividad física de intensidad moderada durante al menos 30 minutos de forma regular la mayoría de los días con el fin de reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer de colon y cáncer de mama.