LOS FITOQUÍMICOS

La mejor forma de mantenernos sanos y prevenir enfermedades crónicas es con una alimentación balanceada, variada y moderada. Es importante incluir vitaminas y minerales, que los encontramos en los cereales de grano entero, vegetales, frutas, carnes magras y lácteos. Pero hay algunos alimentos que además de brindarnos los nutrientes que necesitamos nos proveen una protección adicional por su contenido de fitoquímicos.

Los fitoquímicos se encuentran en alimentos de origen vegetal, algunos de estos son los flavonoides, esteroles y compuestos de azufre. Estos pueden prevenir algunos tipos de cáncer, ayudan a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, a disminuir el colesterol LDL en sangre (colesterol malo) y retrasar los procesos de envejecimiento.

Se recomienda el consumo de 5 o más porciones entre frutas y verduras diarias, evitando si es posible cocinar los alimentos.

Las fuentes más destacadas son:

  • Café, peras, manzana, pomelo, limones, naranjas, pimientos, coles, trigo, maíz.

  • Cereales integrales, café, manzana, naranja, ananá, alcaucil, maní.

  • Frambuesas, cerezas, arándanos, frutillas, kivi, uvas rojas, nueces, granada.

  • Granos de cereal, semillas, nueces.

  • Coliflor, brócoli, repollo, rábano picante, ajo, cebollas, puerro, crucíferas, ajo.